Cilleros

Está situado al norte de la provincia de Cáceres, en las estribaciones de la sierra de Santa Olalla, entre extensos campos de olivos, viñedos, robles y alcornoques. Es uno de los pueblos más amplios de la provincia de Cáceres con una extensión de 208,2 km2 y una altitud de 481 m sobre el nivel del mar. El origen de la población se produjo en 1237. Cilleros significa cillas, silos o graneros, lugares para el almacenamiento del grano. Del latín CELLA > *cellarios.

Patrimonio

La Casa Consistorial, En el año 1787, el arquitecto Manuel Martín Rodríguez, (director de arquitectura de la Academia de San Fernando) trazó el proyecto, de la Casa consistorial de Cilleros. El resultado es un edificio del siglo XVIII, construido en piedra berroqueña, el alzado de la fachada de la Casa Consistorial consta de dos plantas delimitadas por la balaustrada de hierro. La planta baja presenta tres vanos con arcos de medio punto cerrados por unas verjas de hierro forjado. Además, presenta un lóbrego calabozo en el sótano, cubierto por una cúpula con cañón de ladrillos. Sobre la planta superior un friso en forma de gola; y finalmente, coronando el edificio, un blasón de los Borbones, con el escudo de armas de Carlos IV; en la base del mismo reza "A.D. MDCCLXXXIX" (año de 1789) fecha en la que se finalizó la construcción del edificio.

La llamada Casa Grande, edificio de tres plantas, correspondiente al siglo XIX y del que se dice que su construcción fue provocada por razones de Amor y se asegura que tiene tantas puertas y ventanas como días tiene el año.

La iglesia parroquial católica de Ntra. Sra. De los Apóstoles. La cabecera está realizada en sillería labrada y la nave hecha en piedra. El arquitecto de este edificio fue Pedro de Ibarra y el maestro constructor, Francisco Hernández. Las obras están realizadas en el siglo XVI, se mantienen de esa época, la cabecera, la sacristía y los brazos del crucero. En el Altar hay un grandioso retablo mayor, de estilo barroco, con una decoración recargada y dorada, está presidida por una Virgen sentada que ofrece una fruta al Niño que tiene en su cobijo fechado en el siglo XIII. Los muros del presbiterio están decorados con cuatro retablos barrocos del siglo. XVIII. Se encuentra también como culto a San Pedro una imagen debida al escultor Juan Martínez Montañés. Fue encargada por Francisco Cordero, un vecino de Cilleros, al escultor en agosto de 1641. En 1956 el especialista montañesino Hernández Díaz la identificó, salvándola del olvido y de una posible pérdida o destrucción; poco después encontró el documento del encargo. Esta imagen es idéntica a la que Montañés labró para el retablo de San Miguel en Jerez de la Frontera inaugurando una nueva línea en el trazo del personaje. La Ermita de la Virgen del Carmen, junto a la Plaza Mayor, con retablo neogótico; y la Ermita de San José, cerca de la iglesia parroquial, con un retablo de estilo barroco, son lugares para visitar. La Casa Museo Etnográfico en la que se muestra lo más típico de la zona y se intenta reconstruir la vida rural de los años 40 y 50 del siglo XX antes de la mecanización de la agricultura en Cilleros y Sierra de Gata.

Festividades

- San Blas, 3 de febrero (Patrón local). Misa y procesión acompañada por los tradicionales escopeteros, charangas, coplas al Santo, degustación de aguardiente y perrunillas, cata de vino de pitarra y actividades culturales.

- Romería Virgen de Navelonga, el Domingo siguiente a Pascua de Resurrección. (Patrona de la localidad). Misa, procesión, subasta, besamantos, ofrenda de flores, bailes típicos y comida campestre.

- Ntra. Señora de Agosto, 15 de agosto. Misa, actividades deportivas y culturales, capea y verbena popular.