Descargamaría

La localidad de Descargamaría fue fundada en la Edad Media como un punto de encuentro comercial entre el norte y el sur del Sistema Central. Junto a la actual calle Real, que es el tramo de un antiguo camino que unía el norte y el sur de la sierra, se intercambiaban los productos agrícolas que solamente prosperaban a un lado o a otro de la sierra. En este lugar de encuentro, los extremeños vendían a sus vecinos septentrionales principalmente vino y aceite y compraban fundamentalmente cereales. En los alrededores de Descargamaría hubo pequeños asentamientos que quedaron despoblados por diversos motivos y que favorecieron la formación de la actual villa al asentarse en ella sus pobladores, como Casares/Pedregales, Larguija, Puñosa y Puñoenrrostro. Esta última localidad llegó a coexistir con Descargamaría hasta el siglo XVII.

En 1397, el rey Enrique III de Castilla otorgó a un caballero francés, marido de Catalina de Monroy, el señorío de Valdárrago, que comprendía las localidades de Descargamaría, Robledillo de Gata y Puñoenrrostro. Los enfrentamientos de los habitantes de la zona con los Monroy provocaron que el señorío pasara a manos de la familia Pacheco de Ciudad Rodrigo, hasta que en 1411 fue comprado por Fernán Rodríguez de las Varillas, pariente de los Monroy. La partición del mayorazgo entre los señores de Belvís y Monroy provocó luchas nobiliarias familiares que afectaron a la zona: Robledillo pasó del señorío de Valdárrago al de Monroy, y Descargamaría y Puñoenrrostro fueron compradas en 1460 por el señor de Belvís a Juan Porras, regidor de Zamora.

A diferencia de otras localidades de la zona, en Descargamaría no se edificó ningún castillo ni fortaleza. Alonso de Monroy, hijo primogénito del señor de Belvís, intentó crear una en el siglo XV, pero los habitantes de la localidad la derribaron y el rey Fernando El Católico le prohibió volver a levantarla.

Junto con Robledillo de Gata, San Martín de Trevejo, Trevejo y Villamiel, Descargamaría perteneció a la provincia de Salamanca hasta la reorganización provincial de 1833, que incluyó a estas localidades en la provincia de Cáceres. Con la caída del Antiguo Régimen, la localidad se constituyó en municipio constitucional en la región de Extremadura, Partido Judicial de Gata, entonces conocida como Descarga María. En el censo de 1842 contaba con 150 hogares y 820 vecinos.

Patrimonio

Patrimonio religioso

Iglesia parroquial católica bajo la advocación de San Julián el Hospitalario, a cargo del párroco de Perales del Puerto, en la diócesis de Coria. La iglesia es del siglo XVI y en su interior destaca el retablo mayor, de Lucas Mitata, datado en 1594. También hay dos ermitas: la del Santo Cordero y la del Cristo del Humilladero.

Arquitectura tradicional

En Descargamaría se conserva una arquitectura tradicional, típica de la Sierra de Gata, donde la casa se construye siguiendo la norma del piso bajo de piedra de pizarra y el superior de adobe y vigas de madera, así como sus barandas y balconadas.

Patrimonio cultural inmaterial

La fiesta del Pino Marro es la tradición más destacada del municipio. Es una tradición legada por los vetones, pueblo celta que habitó estas tierras. Esta fiesta sigue celebrándose en Descargamaria desde los más remotos tiempos. En su época se supone que fue la famosa tradición celta del árbol de mayo que se celebraba en toda Europa. En Alemania, en la región de Baviera, se ha perennizado y en el Tíbet hay similitudes. Los jóvenes que partían al servicio militar (quintos) tenían el permiso de las autoridades locales para organizar la corta del mejor árbol de la sierra, de los destinados a su utilización, arrastrarlo a través del pueblo y erguirlo en el centro rural hasta el 9 de enero, fiesta de San Julián, acompañado de bailes, cánticos nocturnos y juegos. Los festejos podían durar 15 días. En la actualidad se organizan el 5 de agosto.